Tarascada

Tarascada

Tarascada

España

En el año 2009, cinco chavales de Vegadeo se deciden a montar un grupo de Rock. Con algún miembro del grupo con muy poca experiencia no tienen mayor objetivo que divertirse algún día encima de un escenario. Al principio tocaban versiones sencillas para aprender y acoplarse, y sobre todo pasarlo bien. Poco a poco van saliendo las versiones, y los primeros temas propios, aunque las dificultades para ensayar no les permiten dar el primer concierto hasta el verano de 2012, finalmente con 4 miembros tras la marcha de Manín por motivos personales, uno de los dos guitarras. En este primer concierto tocarían unos clásicos del Rock-Metal, más 3 canciones propias. A pesar de ser debut para la mayoría de integrantes, el resultado fue sorprendentemente divertido tanto para los componentes del grupo como para los espectadores. Tras este concierto el grupo cambia de batería, Aty, y pueden ensayar más a menudo. Había muchas ganas de tocar, y aunque al principio costo dar los primeros bolos, poco a poco van llegando, así como van saliendo más canciones propias, cada vez más cañeras, y sobretodo más elaboradas, con un sello personal diferente a la mayoría de las bandas nóveles, un flow especial. A esto hay que sumarle las letras agresivas y un directo potente, con Chiquero, el cantante, ganándose a la gente desde el primer grito. Esto también se notaba en las cada vez menos versiones que se tocaban, las cuales iban más acordes al sonido que iba adquiriendo el grupo. Cotarelo y Jorge, bajo y guitarra, deciden también endurecer más el sonido del grupo y bajar la afinación, en el camino que lleva el grupo hacia estilos más potentes y cercanos al Metal.

En 2014 el grupo ya toca con asiduidad por cualquier punto de Asturias y Galiza con un denominador común: la sintonía con el público que siempre se terminaba animando a moverse en los conciertos y ser una parte más de la marabunta en la que se convertían. Ese mismo año se deciden a grabar su primera maqueta, Pétalos de Brosa, de manera completamente autoproducida, aunque no saldría a la luz hasta finales de 2015. También a finales de 2014 ocurren dos cambios importantes en la formación. En primer lugar la incorporación de Rufo como guitarra solista, el cual ayudaría enormemente a completar el sonido más potente del grupo, y poco después la llegada de Isma a la batería para sustituir a Dani, el cual le dio al grupo la pieza que le faltaba para acabar de enfocar el grupo hacia un estilo más definido dentro del Metal, aparte de su experiencia en múltiples proyectos anteriores cantando y tocando la guitarra. Con estas dos incorporaciones Tarascada encara los retos de componer canciones más elaboradas y específicas del género para sacar el primer disco, y seguir subiendo escalones paso a paso en la escena.